25.6.12

Ensayo sobre la locura


Dulce y deliciosa locura, ¿Que decirte que no sepas? Ser libre en la libertad, desatar una situación caótica en el propio caos. La coordinada psicosis de la total descoordinación jamás vista. Lo insípido dentro de lo salado y lo dulce, la consciente llave del subconsciente. Nadie supo describir la locura, ni siquiera yo, ni siquiera un loco sabe que esta loco porque ni los locos ni los cuerdos saben lo que es.

Pero, en realidad ¿Para que sirve la locura? Bueno la locura tiene distintas funciones, depende de lo que quieras hacer. Tiene distintos niveles, aunque en eso no me mojo, porque tendría que hacer una escala distinta para cada persona. Cada uno tiene su propio pellizco de locura, con el que convive. Seguramente el más cuerdo del mundo, tenga bastante locura en su interior. La locura es libre de salir en cualquier momento, en cualquier lugar. Nos puede complementar, y nos puede hacer perfectos, por que la locura es nuestra seña de identidad, nuestro código de barras, la locura es capaz de hacer únicos y diferentes al resto.

La locura, atada con las cadenas de la razón y la sociedad, puede escaparse por algún motivo de peso, como es el amor. Las grandes locuras, solo se hacen por el amor, aunque no siempre tiene que ser así. Hay personas con las cadenas bastante flojas, y las desatan cada día para dejar salir a la señora locura de su escondite. En los manicomios, los locos han roto esas cadenas, y son la viva representación de lo irreal y lo oculto.

Pero aquí haré una auto-cuestión, ¿Cómo sabemos que un loco esta loco? Tal vez esta pregunta, haya resonado en nuestras cuerdas mentes «Es sencillo» pensamos «Nosotros no nos quitamos las uñas a bocados. Tampoco nos arrancamos los pelos, ni nos damos cabezazos contra una pared. No imitamos animales, tampoco vemos sombras chinescas donde no las hay. Sabemos diferenciar entre el bien y el mal, y por ello tenemos la cabeza bien amueblada.» Ese razonamiento esta bien, pero, una pregunta desmorona todo esto. ¿Y si para un loco, los cuerdos fuéramos los locos, y los locos fueran los cuerdos? ¿A que reglas nos aferramos? ¿A las de la sociedad? ¿A las de la ética?  ¿Y si la única forma de vivir feliz es estar loco?


Tener una parte de locura, es un lujo. La locura no viste desaliñada. La locura lleva un traje bastante lujoso y caro, por el simple motivo, de que se lleva en ocasiones importantes, ocasiones de gala, como solemos decir. No cualquiera puede tener locura, y debemos de sentirnos orgullosos si en algún momento, se nos han ocurrido locuras, y más si estas han dado algún fruto. Aunque la mayoría de ellas, no llevan a buen lugar, se pueden extraer grandes cosas de algunas locuras.

Para finalizar, os dejo con esta reflexión: Podemos elegir, ser el loco entre los locos, o el cuerdo de entre los cuerdos. Pero yo me quedaría con ser el loco de los cuerdos, y el cuerdo de los locos. 

Un saludo

1 comentario:

  1. Esto es muy bueno ,Un abrazo y que siga la locura

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...